Cuando haces algo porque te gusta o te emociona y la gente te da ese empujón que tú no te atreves a dar, empiezas a pensar y pensar…..y eso es lo que pasó….

Empezamos a darle vueltas y empezaron a surgir miles de ideas. Ideas buenas y no tan buenas e incluso pésimas, un día tras otro y vuelta a empezar…ufff cuántas noches sin dormir, cuántas anotaciones, cuántas conversaciones…y la *Idea* quedaba en un cajón  un día más…

Pero el quedarse en el cajón tenía los días contados, la *Idea* fue tomando forma poquito a poquito, queríamos que nuestras pajaritas vieran la luz y que la gente pudiera disfrutar con ellas. Y todas esas ideas con tiempo se irían convirtiendo en una ilusión y esa ilusión en Sueños. Sueños que al final se hacen realidad. 

Continuar Leyendo