Bueno como veis , esto ya no hay quien lo pare. Hemos creado una pequeñita empresa, hemos llegado a las RRSS e incluso tenemos Web, pero todo esto viene de lejos…ya os hemos contado que nuestra primera pajarita fue para la exaltación de una de  nuestras hijas como FMI, pero hay algo más. Un empujoncito que siempre viene bien cuando aparecen las dudas.

Nos hicieron un encargo ¡¡muy especial!! Un familiar muy cercano se casaba, ¡¡¡por fin íbamos de boda!!! Nos pidieron que hiciéramos el detalle para sus invitados. ¡Madre mía! ¡Querían pajaritas para todos! Y no os vamos a mentir….nos dio algo de miedo al principio, así en frío…¿pero sabéis? el miedo es para los cobardes y nosotros no lo somos, así que dijimos…¡Adelante!

Nos dieron sus ideas, sus gustos y fuimos a por ello. Compramos telas, hilos, uff, ¡un montón de cosas! Qué follón, ¿dónde nos habíamos metido? Pasó el tiempo, entregamos el pedido y el día de la boda los invitados quedaron encantados con sus pajaritas y nosotros orgullosísimos por nuestro trabajo….

Así que después de coser más de 100 pajaritas de una tirada pensamos que era hora de darnos a conocer… Lo hablamos, lo pensamos, lo soñamos y por fin dimos el paso…»Creamos  S de Sueños»

Como podéis comprobar esta pequeñita empresa no hubiera sido posible sin esos empujoncitos que todos nos han ido dando. A todos ellos GRACIAS!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *