En esta nueva normalidad de la que todo el mundo habla llegan las mascarillas, un nuevo complemento que ha llegado para quedarse y por lo visto durante mucho tiempo. La gente nos preguntaba que por qué no hacíamos mascarillas y la verdad al principio fuimos un poco reacios, queríamos confiar en que al final todo pasaría y sería como un mal sueño que no quieres recordar…Pero no es así, seamos realistas….

Después de mucho investigar para poder llevar este nuevo proyecto a cabo, pensamos que no podían ser unas mascarillas cualquiera. Por desgracia esta pandemia está dejando grandes secuelas en la sociedad y a nivel infancia demasiada.

Eso nos hizo pensar y mucho…nos pusimos en contacto con la Fundación Dasyc con la que siempre que podemos colaboramos. Les propusimos la idea de donar parte de los beneficios a uno de sus proyectos infantiles. En este caso a DIVIERTE-T, un proyecto de animación infantil hospitalaria para que los más pequeños consigan abstraerse de la enfermedad durante un rato.

Y la verdad es que estamos muy contentos, pues este proyecto conjunto está dando muy buen resultado, ya que en pocos días recibimos un montón de encargos. Así que nuestra conclusión sobre esta pandemia es que nos ha hecho un poquito mejores a todos y deseamos que si todo esto pasa la gente mire hacia atrás , que recuerde lo mal que lo hemos pasado en algunos momentos y no nos volvamos otra vez egoístas, egocéntricos… volvámonos empáticos y pensemos un poquito en los demás.

Ayúdanos a ayudar